¿CÓMO EVITAR LAS FILTRACIONES EN TU HOGAR?

07.11.2017 11:11

¿Tienes filtraciones en el tejado y te ha provocado daños importantes en tu vivienda?.

Los profesionales especializados en las impermeabilizaciones de cubiertas se encargan de aplicar productos especiales o soluciones constructivas para que ni el agua ni ningún tipo de elemento relacionado pueda penetrar por las pequeñas hendiduras y acabar afectando a la estructura interna de las diferentes zonas del edificio.

SOLICITENOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

A continuación te facilitamos una seria de conceptos importantes a la hora de realizar este trabajo.

1-. Un error bastante común que se comete, es pensar que puede bastar con una mano de pintura. Esto solo nos ayudará a que quede mejor estéticamente pero, analizándolo desde un punto de vista estructural, es totalmente contraproducente.

2-. Antes de empezar con trabajos de impermeabilizaciones de cubiertas tenemos que asegurarnos de que su superficie esté completamente limpia. Cualquier tipo de planta, restos de suciedad o elementos ajenos pueden interferir en la aplicación de la impermeabilización.

3-.Uno de los puntos claves en la impermeabilización de las cubiertas son las juntas (conocidas como puntos débiles). En esta zona es donde se acumula más humedad y por eso tiende a ser más frágil. Todas las baldosas que puedan presentar algún deterioro en su estructura deberán ser reparadas o sustituidas cuanto antes.

4-. A la hora de realizar impermeabilizaciones de cubiertas utiliza solamente productos adecuados para ello y cuenta con la ayuda de profesionales en la reforma y rehabilitación de viviendas. De lo contrario, puede ser peor el resultado que el estado inicial.

La idea es utilizar sustancias especiales que nos aseguren que el espacio va a quedar perfectamente preparado para poder trabajar en él posteriormente. De ahí la importancia de la limpieza para garantizar el mejor resultado final.

 

Materiales que se utilizan

La manera más eficaz de impermeabilizar una cubierta es mediante la colocación de láminas impermeabilizantes. Otra solución muy recurrente es el uso de impermeabilizantes líquidos armados con mallas de fibra de vidrio como el caucho o el poliuretano, que tapan pequeños poros o fisuras en la cubierta y en puntos singulares como en encuentros con elementos verticales. En el caso de que se encuentren con grietas es recomendable utilizar un sellador multiuso acrílico para conseguir repararlas.