Reforma Integral
Zona de Mirasierra, Madrid

Los deseos del cliente

En esta reforma integral en Mirasierra se realizó una distribución completamente nueva a excepción de los tabiques de la cocina que no fueron demolidos totalmente sino que se recortaron para conseguir mayor luminosidad.

La vivienda debía tener tres dormitorios uno de ellos que contuviese un gran vestidor. El plano de distribución lo realizó el equipo de obras y proyectos estudiando la disposición de los pilares y de las vigas que marcarían su diseño.

 

El cerramiento de la cocina que integra el salón

En el salón, se diseñó una gran cristalera con dos ventanas en los extremos laterales generando la entrada de muchísima luz y ampliando la vista del arbolado exterior.

La cocina contaba con un espacio limitado ya que el cliente no quería que fuese una cocina americana abierta al salón. Tras horas de estudio y reuniones con los clientes, el equipo de interiorismo diseñó un cerramiento metálico combinado con cristales, cuyo sistema de apertura tipo guillotina lograba obtener la permeabilidad deseada en la relación salón-cocina.

 

La decoración de las estancias

Los baños fueron diseñados al detalle mediante la construcción de hornacinas hechas con el mismo alicatado de la reforma o bien con baldas de madera.

En el dormitorio principal se diseñó un cabecero de obra realizado en pladur y madera, con iluminación indirecta integrada dentro de las hornacinas que hacen de mesillas.

SOLICITUD DE PRESUPUESTO