Reforma Integral
Atocha, Madrid

Una distribución alargada

En esta reforma cerca de Atocha, el objetivo era conseguir una distribución en la que el salón y la cocina quedaran en la fachada principal del edificio para poder disfrutar de la luz natural que entraba desde los balcones.

 

La importancia de la luz natural

El equipo de obras y proyectos lo diseñó de tal forma que las habitaciones y el baño daban a un patio interior dejando la zona de día y por lo tanto de más disfrute de la vivienda, en la parte más noble.

 

Detalles que marcan la diferencia

Para diferenciar la cocina del salón, se proyectó un cerramiento de cristal con cuadrados hechos en madera. El equipo de interiorismo decidió no introducir ninguna puerta en la cocina para darle acceso desde el salón generando mayor amplitud a ambas estancias. La única puerta que se instaló en este espacio fue la de la despensa donde se alojaría la caldera y la lavadora, quedando ocultas desde el salón y sin quitarle espacio a la zona de trabajo en la cocina.

Durante los trabajos de demolición, se encontraron un pilar y una viga de madera. Tras consultarlo con los clientes se decidió dejarlos vistos tras su limpieza y aplicación de barniz, aportando un toque vintage a la reforma.

SOLICITUD DE PRESUPUESTO