TOQUES DE AMARILLO EN LA DECORACIÓN

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El amarillo es un color luminoso y atractivo que puede ser utilizado para dar toques de color en un ambiente interior.

Es un tono poco utilizado, porque “echa para atrás” al imaginarlo, pero su uso en pequeñas porciones es una buena opción. Todas las tonalidades de pinturas vibrantes pueden aportar un toque especial, y se combinan bien en espacios de colores suaves o tonalidades neutras.

El amarillo simula luz y brillo a un ambiente y hace un gran contrastre con pinturas oscuras, además de ser la compañía perfecta del blanco.

La tonalidad de esta pintura puede virar hacia un ocre, naranja o amarillo verdoso, los colores con lo que usualmente se complementa el amarillo son pinturas tierra, tonos neutros, colores pastel y pinturas blancas.

Puede incluirse en tapizados, muebles, lámparas, almohadones, arreglos florales, cuadros y resto de complementos, es conveniente utilizar la pintura amarilla de forma discreta, no agobiar e intentar mantener el equilibrio de color y cantidad de elementos.

 

Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otras noticias de interés

SOLICITUD DE PRESUPUESTO